Blog · Taller mecánico en Colmenar Viejo

No es necesario que emprendamos un viaje para tener nuestro vehículo en perfectas condiciones, sin embargo cuando vamos a realizar muchos kilómetros en un espacio corto de tiempo, es más que recomendable atender los elementos esenciales de nuestro coche. La seguridad es lo primero y en un viaje largo, pueden acontecer ciertas contingencias desagradables que nos lleven a tener sorpresas indeseadas. En este artículo repasamos, en lo fundamental, lo que debemos revisar antes de salir de viaje.

 

1. La revisión de los neumáticos

Como todos sabemos, realizar una exhaustiva revisión de los neumáticos de nuestro vehículo es esencial, ya que es la base fundamental para que podamos controlarlo, evitar cualquier incidencia eneumaticos n la conducción, sobre todo si alcanzamos cierta velocidad, por ejemplo si viajamos por autovías o autopistas.

 

¿Qué es lo que tenemos que comprobar de nuestros neumáticos?

La recomendación fundamental es comprobar el desgaste del neumático, teniendo en cuenta si el paso del tiempo y del kilometraje ha ido desgastando su dibujo.

Es recomendable que la profundidad de la banda de rodamientos tenga, por lo menos 1,6 mm, la medida del perfil de una moneda, aproximadamente. Así es que, es posible saber si la profundidad es la aceptable si ponemos una moneda de euro para verificarlo.

 

La Presión de los neumáticos: Muchas veces pensamos que nuestro coche tiene cuatro ruedas, cuando en realidad tiene cinco. Bueno, algunos modelos, no, pero la mayoría tiene cinco, contando, lógicamente con la rueda de repuesto.

Pues bien, antes de comenzar un viaje largo deberemos verificar que todas las  ruedas cuenten con la carga recomendada que encontraremos en el desgaste de los neumaticos manual del fabricante.

Este punto es fundamental para contar con la seguridad suficiente, además de que llevar la presión idónea en nuestras ruedas, nos dará dos ventajas añadidas: en primer lugar que alargaremos su vida útil y, en segundo término, que ahorraremos combustible, ya que la presión adecuada hará que nuestra circulación también lo sea y el coche no se vea forzado en su estructura.

De otra parte, si los cuatro neumáticos con los que circulamos tienen la presión adecuada, se gastarán también de forma uniforme a lo largo del tiempo.

Ten en cuenta que los fabricantes de neumáticos y las marcas de vehículos recomiendan diferentes presiones según la carga del vehículo. No es lo mismo que viajemos solos a que lo hagamos con toda la familia a bordo y con pesadas maletas, incluso debemos tener en cuenta la climatología, pues no es lo mismo emprender un viaje con altas temperaturas que en pleno invierno, cuando el clima influye de manera determinante en el desarrollo de la conducción. El calor, sobre todo cuando el termómetro marca muchos grados, puede cambiar la presión de nuestros neumáticos. Ante cualquier duda, puedes preguntarnos a nuestros mecánicos, o visitar nuestros talleres, sin mayor compromiso, para que revisemos la presión de tus ruedas antes de emprender el viaje.

Por último, también deberemos observar las paredes laterales de los neumáticos, para comprobar que no tenga alguna abolladura o algún corte, que por pequeño que sea, puede ponernos en peligro. Para ello, es suficiente pasar la mano sobre la superficie de la rueda y si notamos algún saliente, es recomendable acudir al taller mecánico.
pedales

 

2. La revisión de los frenos

 

Normalmente, cuando los frenos de nuestro coche comienzan a fallar, se hacen notar, bien en la conducción, bien porque escuchemos algún sonido inusual. Si notamos un sonido semejante a la fricción metálica, tendremos un problema.

Ese tipo de sonidos puede ser consecuencia del descenso del nivel del liquido de frenos, o que las pastillas están muy desgastadas y, como consecuencia, han comenzado a friccionar sobre los discos. Por último, puede que estemos perdiendo liquido de frenos por alguna bomba o por el mismo latiguillo.

La alarma de que el sistema de frenado no funciona bien, se puede comprobar si al pisar el pedal del freno, cuando estamos circulando, notamos que llegamos hasta el fondo con una sola pisada. De ser así, deberemos revisar los frenos de forma inmediata.

 

3. La revisión de los líquidos


motor

El nivel fundamental de líquidos de nuestro coche que debemos revisar es el del nivel del aceite. Se hace imprescindible que realicemos los cambios de filtros y de aceite en los tiempos y kilometrajes marcados. 

 

Pero si, además, vamos a emprender un largo viaje, es recomendable que cambiemos tanto el aceite como su filtro, ya que el motor va a agradecer contar con un aceite de buena viscosidad.

 

Aunque no se hayan realizado muchos kilómetros, lo ideal es que cambiemos el aceite al menos una vez al año.

El resto de líquidos a revisar serían los del agua del radiador, el líquido de freno, el líquido de la dirección asistida, el anticongelante y el líquido del limpiaparabrisas. En este caso, se recomienda utilizar agua destilada y llevar siempre con nosotros un litro de aceite, por si se hace necesario en medio del viaje y no podemos comprarlo de forma sencilla.

correa distribucion

3. La correa de la distribución

Todos los vehículos requieren una sustitución de correas de distribución a los kilómetros estipulados, dependiendo de la marca o modelo, incluso el tipo de motor o años estipulados. 

Por ejemplo, un vehículo que haya que cambiarlas a los 120.000 km o cada 5 años.

Si el coche tiene 98.000 km pero ya tiene 6 años, sería aconsejable cambiarlas ya que aunque no tengan los kilómetros marcados, sí ha pasado el tiempo estipulado.

Como en otros casos, aunque no realicemos muchos kilómetros, las piezas de nuestro coche sufren el deterioro del paso de tiempo y de la climatología, máxime si el coche 'duerme' en la calle. En el caso de la correa de distribución, el problema es que su composición, de caucho, se ve sometida a la degradación de forma natural. La rotura o avería de esta correa es perfectamente evitable.

 

amortiguadores3. Revisar los amortiguadores

 

Junto con los neumáticos, el buen estado de los amortiguadores de nuestro coche es básico para contar la estabilidad necesaria en la conducción.

 

Es más, si los amortiguadores están en mal estado, nuestras ruedas se desgastarán más rápidamente.

Para comprobar su estado, es suficiente que ejerzamos algo de presión en cada uno de los lados de nuestro vehículo donde se ubican los amortiguadores.

En el caso de que el coche o la moto suban rápidamente o suban y bajen de forma abrupta, es señal de que algo no funciona correctamente.
Si los amortiguadores están en buenas condiciones, el coche o la moto se elevará con cierta lentitud y sin ejercer rebote alguno, algo así como si funcionara en cámara lenta..

 

3. Revisar las luces de nuestro vehículoluces coche

 

Las luces son nuestra señal, nuestro aviso de que circulamos para el resto de conductores, además de ofrecernos visibilidad en carretera a nosotros mismos. Es necesiario verificar que todas las luces funcionen correctamente. Desde las luces de posición, hasta los intermitentes, sin perde de vista las luces antiniebla. Nunca se sabe cuándo van a sernos necesarias. También es más que recomendable contar con un juego de luces de reserva, así como los fusibles más utilizados en función del vehículo que conduzcamos.

 

Estos son los consejos fundamentales, pero no debemos olvidar algunar recomendación más. Cuando viajemos, deberemos comprobar que contamos con cierto equipamiento que nos puede hacer falta: el 'gato' para cambiar una rueda en caso de pinchazo, un extintor, que puede salvarnos de un problema grave, a nosotros o a otros conductores que encontremos en el camino; los obligatorios chalecos reflectantes, así como los triángulos avisadores de que nos hemos visto obligados a parar en la carretera. Y, como cualquier precaución es necesaria, debermos confirmar que llevamos con nosotros las llaves de tuerca para cambiar una rueda o un kit de emergencias, con material útil de primera necesidad: tiritas, gasas, pañuelos...

 

Y, también, porqué no, llevar otro juego de llaves guardado en un sitio distinto al juego que utilizamos normalmente. Perder las llaves de coche puede ser un infortunio que nos puede traer muchos quebraderos de cabeza.

 

Ante cualquier duda, ya sabes que puedes consultar a nuestros mecánicos. En Sanz Jusdado Motor prestamos el servicio de mecánica Pre-ITV. Ya sabes dónde puedes encontarnos: En el centro de Colmenar Viejo en la calle Navalaosa, 13 y en la calle Plata, 18. Pol. Ind. Sur. Contacta con nosotros

 


© Sanz Jusdado Motor. Todos los Derechos Reservados.           Diseño y Desarrollo Web Nuevos Medios Interactivos