CONSEJOS QUE TE AYUDARÁN A PASAR LA ITV

La ITV es la Inspección Técnica de Vehículos, una inspección obligatoria para todos los vehículos de motor: citv.jpgoches, ciclomotores, quads... Y los plazos o periódos en los que tienes que acudir para que tu vehículo vienen marcados por el Real Decreto 2042/1994, de 14 de octubre, que se vio modificado por el Real Decreto 711/2006.

 

¿Cuál es la legislación sobre la ITV?

Este Real Decreto nos indica que los turismos particulares están exentos de pasar la ITV durante los primeros cuatro años de vida. Al cuarto año, y una vez validada, hasta los diez años, deberán pasarla cada dos. Una vez superados los diez años desde la fecha de fabricación, deberemos pasar la ITV cada año.

 

¿Qué matrículas pasarán la ITV por primera vez en 2016?

Durante 2016, los vehículos con matrículas comprendidas entre HHV y HNK deberán pasarla por primera vez.

Lo primero que deberás hacer para pasar la ITV es tener tu coche en perfectas condiciones para su conducción. Si tienes cualquier duda, consulta con nuestros mecánicos para saber qué tienes que tener en cuenta antes de pasar la ITV. Ya sabes que en Sanz Jusdado Motor podemos realizar la pre-ITV de tu vehículo, y nosotros mismos nos encargaremos de llevarlo a pasar la inspección.

Lo que se revisa, en este sentido, son diferentes puntos críticos que van desde la alineación de las ruedas, el alumbrado, los sistemas de seguridad, como los cinturones, los parabrisas, los frenos, la emisión de gases o la dirección.

Cuando te presentes a la ITV, debes llevar la documentación del vehículo: la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo y el Permiso de Circulación. Será la estación de la ITV quien compruebe que tu auto tenga el obligatorio seguro en vigor. Y lo hará conectándose a la base de datos de la DGT. Pero, por si hubiera un problema de comunicación con la base de datos, es conveniente que lleves el recibo del banco, o una copia, para evitar cualquier problema que te obligue a volver a la estación de la ITV.

Cabe señalar que es posible solicitar cita previa: consulta la Web de la ITV a la que vayas a acudir. Este trámite te podrá ganar tiempo, evitando colas. Piensa que cada vehículo tarda una media de veinte minutos en pasar todas las pruebas.

Un consejo que ayudará a ver con buenos ojos tu vehículo es llevarlo limpio, por dentro y por fuera. La primera impresión cuenta mucho y llevar a la inspección el vehículo descuidado, no parece buena idea.

Aunque lo primordial para obtener un informe favorable va a ser el estado de la consejos prácticos para emprender un viaje largo y de los componentes. En este sentido, las deficiencias que nos se encuentran entre las más habituales son, por este orden de importancia:

 

  • El alumbrado y la señalización, intermitentes.
  • El estado del motor.
  • Los frenos.
  • El estado de la carrocería y los ejes, según los elementos que lo componen: suspensiones y neumáticos.

 

Otro de los puntos importantes que debes revisar es el parabrisas. Cualquier grieta en el cristal podría catalogarse como defecto grave.

Por su parte, el alumbrado, algo a lo que no solemos prestar demasiada atención, puede ser otro defecto grave, por lo que debemos revisar antes de ir a pasar la ITV su buen funcionamiento.

 

No olvides tampoco revisar la profunidad de los neumáticos, además de que puedes estar corriendo peligros en la conducción, es posible que los técnicos de la ITV consideren una defecto grave y no 'pases' la inspección. Recuerda nuestro anterior artículo sobre el tema, consejos prácticos para emprender un viaje largo.

Otro aspecto que suele pasarse por alto es el estado de los paragolpes, muchas veces pueden presentar bordes cortantes o no estar bien sujetos a la carrocería, lo que ocasionará otro defecto que, dentro de la gravedad, puede ser considerado como no apto para conseguir nuestro propósito.

La emisión de gases es otro de los factores que se valora. En este caso, es complicado que podamos determinarlo nosotros mismos antes de acudir a la ITV, por lo que lo recomendable es que acudamos a un taller para saber si estamos cumpliendo con los límites que establece la ley.

En general, como podemos ver, se trata de una inspección general que nos dará una idea bastante aproximada del estado de nuestro vehículo, un mantenimiento adecuado durante el tiempo, pasando las revisiones periódicas necesarias, nos otorgarán garantías para circular correctamente y pasar la ITV cuando llegue el momento. Ya sabes que si no pasas la ITV te puedes enfrentar a una multa de 200 euros, subiendo a 500 euros si circulamos con un vehículo que no aprobó el examen. Si no pasas la ITV a la primera, tienes un plazo para poder corregir y subsanar las deficiencias, no lo dejes pasar y acude a tu taller de confianza lo antes posible.

Por último, nos queda señalar que la tarifa de la ITV varía en función del tipo de vehículo y de la Comunidad Autónoma donde se pase. Madrid cuenta, en la actualidad, con las tarifas más altas, algo más de 53 euros para los turismos.

Ante cualquier duda, ya sabes que puedes consultar a nuestros mecánicos. En Sanz Jusdado Motor prestamos el servicio de mecánica Pre-ITV. Ya sabes dónde puedes encontarnos: En el centro de Colmenar Viejo en la calle Navalaosa, 13 y en la calle Plata, 18. Pol. Ind. Sur. Contacta con nosotros